Beneficios de la levadura de cerveza

La levadura de cerveza, responsable de las burbujas en aquella bebida que tanto nos gusta a muchos de nosotros y de aportar un sabor especial a panes, vinos y pizzas, quizá esconda muchísimos más beneficios de los que se le atribuyen hacia las embarazadas.

Este hongo, obtenido de la descomposición del gluten de la cebada, es muy rico en proteínas, vitaminas, oligoelementos y minerales, convirtiéndose de esta forma en un producto natural que ayuda a recuperar personas anémicas, asistir al crecimiento de niños y adolescentes, y aliviar los dolores musculares causados por el exceso de actividad.

Esto se debe a que es muy rica en hierro, zinc, selenio, cromo, silicio y molibdeno. También aporta proteínas tales como la lisina, la isoleucina y triptófano, los cuales son muy necesarios para el organismo y suelen verse reducidos cuando se trata de dietas vegetarianas. Estas proteínas también fortalecen el pelo, las uñas y favorecen la regeneración de los tejidos, por lo cual no es sólo beneficiosa para promover la recuperación de heridas en la piel, sino también para acompañar el proceso de recuperación post-operatoria.

cómo beneficiarnos de la levadura de cerveza

También se la recomienda para reducir el acné, ya que es una gran fuente de biotina y zinc, aunque en este caso se debiera tener cuidado en personas que sean alérgicas a la Vitamina B, ya que los granos en la piel pueden darse por un exceso de esta vitamina. La levadura de cerveza se presenta en polvo, cápsulas o granulados, y se puede aplicar como si fuese un condimento sobre sopas y pastas, o beber en un vaso de jugo de naranja o de yogurt.