Levadura de cerveza durante la lactancia

Es muy conocida la utilidad de la levadura de cerveza durante la lactancia. Es que en la etapa que va desde el embarazo hasta que el bebé comienza a recibir el 100% de los nutrientes por su cuenta, la madre necesita muchos más nutrientes y proteínas de lo común. Estas últimas en particular se encargan de proporcionar aminoácidos que intervienen en la formación de tejidos nuevos, asegurar las hormonas y mejorar el funcionamiento de los anticuerpos. Y da la casualidad de que la levadura de cerveza es un alimento perfecto, muy rico en minerales, proteínas y vitaminas.

Quizá lo más importante para una madre lactante sea la presencia de ácido fólico en este alimento. Esta substancia está presente en la síntesis de ácidos nucleicos, necesaria tres veces más durante el embarazo. La deficiencia del ácido fólico podría provocar malformaciones nerviosas en el feto, ya que participa en la formación del tubo neural.

ayuda de la levadura de cerveza para la lactancia

La levadura de cerveza también fomenta la producción de leche materna, al tiempo que se agregan al calostro los nutrientes que proporciona, teniendo principal importancia la presencia de vitaminas del complejo vitamínico B. Hace varios años se acostumbrada dar malta o leche malteada a las embarazadas una vez al día, puesto que esto aumentaría la producción de leche materna. Hoy día sabemos que lo que produce este efecto es la levadura contenida en la malta.

Cabe destacar también que el efecto regenerador de tejidos que tiene la levadura de cerveza es muy recomendable para el post parto, ya que estimula la recuperación del cuerpo luego de tan intenso e importante episodio.